Francisco Canaro en Rinconcito Arrabalero

En la sección Rinconcito Arrabalero escucharemos un recuerdo de Francisco Canaro. Escribe Néstor Pinsón que Canaro era uruguayo de la ciudad de San José de Mayo, la suya es una historia densa, desbordante de situaciones, preñada de anécdotas, algunas de las cuales asumieron categoría de mitos. Niño nacido en la mayor pobreza, que no tuvo estudios, su única opción fue el trabajo. Integrante de una familia de 10 hijos, de los cuales 5 se dedicaron a la música: Francisco, el mayor (1888) y mentor de todos ellos. Le siguieron: Rafael, contrabajista y guitarrista (1890), Juan, bandoneonista (1892), Humberto, pianista (1896) y Mario, bandoneonista (1903). Los comienzos de Francisco se confunden con los de la historia del tango. Tanto que un programa radial de mediados de los 50 acuñó una frase para referirse a cualquier hecho muy antiguo: “De cuando Canaro ya tenía orquesta”. Su fortuna dio pábulo, además, a un dicho popular: “Tiene más plata que Canaro”, con el que se aludía a la opulencia de alguien. Se cuenta que estando Canaro con Gardel en el hipódromo, éste le pidió quinientos pesos (una suma entonces enorme) para apostar, pero advirtiéndole que se olvidara de la deuda: “Yo soy pobre, y vos tenés toda la guita (dinero) del país”. Es que al lado de Canaro, hasta Gardel era pobre. Canaro fue Pirincho desde el alumbramiento mismo. La partera, al tomarlo en sus manos, exclamó al verle tanto pelo y un mechón enhiesto: “¡Parece un pirincho!”, aludiendo a un pájaro encrestado, común en el Río de la Plata. El debut oficial de Canaro ocurrió en Ranchos, un pueblo perdido, a cien kilómetros de Buenos Aires. Se presentó allí con un trío, cuya actuación en aquel paraje duró poco, y por dos razones. Una fue que el palquito que sustentaba a los artistas tuvo que ser reforzado con chapas de hierro para guarecerlos de los balazos que solía intercambiar la clientela. La otra, que Canaro gustaba de las señoritas del local, atracción de la cual quiso disuadirlo el dueño del establecimiento, refiriéndole que el encargado de las muchachas tenía varias muertes en su haber. (Con datos de todotango.com).

Descargue el PDF completo del programa del 16 de noviembre de 2018

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *