Ttes canciones diferentes dedicadas al famoso Niño Fidencio

En la sección Un tema mil versiones escucharemos tres canciones diferentes que fueron dedicadas al famoso Niño Fidencio, un famoso curandero llamado José Fidencio de Jesús Constantino Síntora más conocido como El Niño Fidencio, nacido en Irámuco, Guanajuato, el 18 de noviembre de 1898 y fallecido en Espinazo, Nuevo León, en 1938. La Iglesia Católica no le reconoce estatus de santo. Según lo que apunta Raúl Cadena en su sitio de internet, Fidencio no se desarrolló sexualmente, siempre fue lampiño, de voz aguda. Fidencio llegó al pueblo de Espinazo, Nuevo León en 1921 y ahí permaneció toda su vida. Fue entonces cuando comenzó a realizar curaciones. El 8 de febrero de 1928, el presidente Plutarco Elías Calles visitó Espinazo y acudió a una sesión curativa con el Niño Fidencio. Aunque nadie conoció el padecimiento del mandatario, se ha dicho que se trataba de lepra nodular. Se narra que Fidencio era famoso por realizar operaciones sin anestesia sin causar dolor en sus pacientes. Asimismo, sumergía a sus pacientes en un charco lodoso ubicado en las afueras del poblado. La fama le llegó de golpe y trascendió fronteras. En La Habana, no menos de 10 mil personas querían cruzar el mar para llegar hasta el modesto campamento que Fidencio atendía, día y noche, en El Espinazo, Nuevo León. Algunas de las curaciones documentadas mencionan que Fidencio utilizaba un pedazo de botella, común y corriente, como bisturí para extirpar el mal. También arrojaba entre la multitud granos de maíz con magia blanca y diversas frutas para realizar curas colectivas, en una de las cuales una mujer sintió “como una puñalada” y segundos después disfrutó de un gran alivio, como nunca lo había tenido desde que la gastritis le lastimaba el estómago…

Descargue el PDF completo del programa del 25 de enero de 2019

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *