Oiremos canciones del sinaloense Enrique Sánchez Alonso El Negrumo

Enrique Sánchez Alonso, apodado El Negrumo, fue un compositor e intérprete de música romántica popular. En 1934 compuso “Culiacán”, canción que, un año después, estrenó Francisco Martínez Cabrera en el Teatro Apolo de Culiacán. Entró al ambiente de la música popular formando parte de tríos muy solicitados para las serenatas; entre sus creaciones se encuentran además “Declaración”, “Quince minutos”, “Corazonada” y “Dios no lo quiera” (dedicada a la compañera de toda su vida). Enrique Sánchez Alonso murió en Culiacán el 11 de julio de 1989. El Negrumo tuvo una vida difícil, primero perdió a su madre quien murió de una hemorragia cuando él nació, quedando al amparo de su abuela materna Chuy y después de unos tíos que lo pusieron a trabajar a los 6 años de barrendero en una joyería y luego en una funeraria. A su padre, de origen filipino, no lo conoció. El apodo de El Negrumo, le viene porque cuando trabajaba en la funeraria, de chiquillo, tenía como 7 años, iba a la tlapalería a comprar un polvo que se llama negro humo, para las cajas que las pintaban de negro, ya que llegaba ahí le decían ahí viene por el negro humo, ahí viene el negro humo, ya después le dijeron Negrumo, así nació su apodo, según se relata en un artículo de Elizabeth Gámez del diario Noroeste de Culiacán. De niño aprendió a tocar la guitarra; jovencito formó tríos y cobró fama en la región cuando las serenatas estaban en su apogeo. Enseguida se interesó por promover su música y fue así como llegó a la Ciudad de México, donde con el Cuarteto América ingresó a trabajar en la XEW; ahí conoció a Pedro Infante, su gran amigo y luego compadre, a quien acompañó en sus giras por el país y Estados Unidos.

Descargue el PDF completo del programa del 23 de febrero de 2018

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *