Garbanzos de a libra en voz de Chabela Durán

Otras joyas musicales que escucharemos este viernes corresponden a dos grabaciones en la voz de la cantante Chabela Durán, una de las voces de Agustín Lara. Los boleros sorpresa en cuestión que escucharemos este viernes fueron grabados en el año de 1946 para el sello Víctor, acompañada de la orquesta de Ernesto Domínguez. El nombre real de esta cantante era Isabel Durán Ramírez, y su lugar de nacimiento fue en Veracruz. Era una cantante que había empezado a cantar desde los años treinta, pero de acuerdo con datos de Pavel Granados y Guadalupe Loaeza, nunca había conseguido algún programa de radio o algún lugar donde pudiera destacar su voz. De todas las interprételes de Agustín Lara, sólo Elvira Ríos tenía el carácter arrebatador de Chabela Durán. En sus canciones llegaba a mostrar el sentimiento y pasión que no había mostrado nadie, y esto se notaba por ejemplo cuando cantaba “Tu retrato”, por ejemplo. Para esta voz impecable de Durán, Agustín Lara compuso “El mar, el cielo y tú”.  Esta canción era como un vestido cosido a la medida de la cantante. Desde los agudos con los que comienza y hasta los graves con los que arrastraba la voz, la personalidad de esta cantante se extendía y dominaba la canción. Chabela Durán fue madre de una de las esposas de Agustín, Rocío Durán. La Revista Somos dice que la historia de Rocío Durán inicia cuando su madre, la famosa cancionista Chabela Duran, frecuentaba a Lara para ensayar su repertorio. Chabela llevaba a Rocío, entonces de 9 años, y saludaba Agustín como papá o papi. En los periódicos de la época se decía que Chabela y Agustín vivían apasionado romance. También se dice que, con Rocío, Agustín perfeccionó su complejo pigmaleónico, pues la conoció muy pequeña y desde entonces se encargó de otorgarle una buena educación en los mejores colegios. Agustín pensó que su primera esposa estaba muerta y decidió casarse con Rocío en España. Su enlace matrimonial fue celebrado en la cripta de la iglesia de la Virgen de Guadalupe, que aún no estaba terminada. El matrimonio provocó que Chabela rompiera relaciones con su hija. El resultado de la unión no se hizo esperar; la diferencia de edades hizo que sobreviniera la separación, además la Chata Zozaya aún no le había otorgado el divorcio. (Foto de Chabela Durán: AMEF).

Descargue el PDF completo del programa del 21 de diciembre de 2018

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *