El pasado 31 de agosto se cumplieron 100 años del nacimiento de Ana María González

El pasado 31 de agosto se cumplieron 100 años del nacimiento de la cantante mexicana Ana María González Tardos, quien nació en la ciudad de Xalapa, Enríquez, Veracruz, en el año de 1918, aunque diferentes fuentes afirman que fue en 1920, y falleció en la Ciudad de México, el 18 de junio de 1983. Por lo que este viernes recordaremos a esta cantante con diversas canciones en su voz, así como dos cápsulas que hace tiempo produjo, desde la ciudad de Xalapa, nuestro colaborador Fernando Hernández, para su sección Agustín Lara, El romántico de la cicatriz. Ana María González fue conocida como «La voz luminosa de México», fue una cantante mexicana, famosa en toda Iberoamérica y España por sus grabaciones y actuaciones. El nombre de su padre era Mario González, y el de su madre, Trinidad Tardos. Su familia era humilde, y en su barrio todos la conocían por su talentosa voz, con la cual interpretaba las canciones de moda. Después, su familia se trasladó a la Ciudad de México, donde ella se inició como cantante en un programa de aficionados de la estación de radio XEB, la emisora del buen tono. Según anota Pablo dueñas en si libro “Bolero, historia gráfica y documental”, Ana María González se integró al ámbito carperil actuando en “El liriquito” y posteriormente a la Carpa Ofelia para consagrarse en el Follies Bergerere. Bolerista y cantante de ranchero, también cantó con maestría música de España, país donde triunfó en toda la línea, cuando este era el escenario más difícil para artistas latinos. Fue contratada para cantar en el Teatro Salón Lírico, donde le pagaban seis pesos por cada presentación.  En los años cuarenta actuó como figura principal en la revista Cachito de cielo, en la que intervenía Agustín Lara; hizo gran amistad con ese compositor y se convirtió en una de sus principales intérpretes, en giras por toda la América Latina, y en grabaciones y programas de radio y televisión.

En 1941, acompañó a Agustín Lara en una gira por Sudamérica, y en Argentina estrenó el famoso bolero «Solamente una vez».  Estando en Buenos Aires, Lara compuso uno de los boleros que más contribuyeron a mi fama en todo el mundo: «Solamente una vez», que le dedicó a José Mojica, uno de los grandes cantantes líricos de México, que entonces había anunciado su decisión de retirarse al mundo religioso. Entonces me lo dio para que lo estrenara en un programa de Radio Belgrano, durante una mañana del mes de junio. El 13 de mayo de 1948, Ana María González estrenó el chotis «Madrid», de Agustín Lara, en la emisora Radio Madrid. Yo estaba preparando un viaje a España, mi primer viaje. Un locutor amigo mío me dijo que Lara tenía un buen tema. Se refería, claro está, al chotis. Hablé con Agustín Lara y le pareció bien que yo lo estrenara. «Será tu tarjeta de presentación en España», me dijo. Y así fue. En Radio Madrid, acompañada por una gran orquesta de cuarenta profesores, dirigida por el maestro Tejada, lo estrené. Fue un éxito inmediato, el cual no me abandonó jamás. Desde entonces no he podido quitarlo de mi repertorio. En todas partes me lo piden. Ana María González falleció el 18 de junio de 1983, víctima de un paro cardíaco, en la Central Quirúrgica de la capital mexicana.  Le sobrevivieron sus hijos, Olga y Lorenzo, y cuatro nietos.  Sus restos fueron sepultados en el lote de la Asociación Nacional de Actores en el Panteón Jardín. (Foto: lamusicasinfinal.blogspot.com).

Descargue el PDF completo del programa del 07 de septiembre de 2018

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *