Programa del 26 de febrero 2016. Jorge Villamil, talento del Huila

FOTO # 09 (VERTICAL) FO5009  DE CUIDADO Bogotá, jul. 14.- Jorge Villamil ahora cumple una rutina de cuidados médicos por la gravedad de su diabetes (Oscar Pérez-Colprensa).

FOTO # 09 (VERTICAL) FO5009
DE CUIDADO
Bogotá, jul. 14.- Jorge Villamil ahora cumple una rutina de cuidados médicos por la gravedad de su diabetes (Oscar Pérez-Colprensa).

Óscar Domínguez escribió en el diario El Tiempo, el 26 de febrero de 1915, al recordarse el quinto aniversario del fallecimiento del compositor colombiano Jorge Villamil, que el médico y compositor huilense es considerado el “otro” huilense universal. En una entrevista con el periodista huilense Vicente Silva Vargas, quien incluyó a Jorge Villamil en la serie de televisión “Maestros”, destacó que es el compositor que más ritmos colombianos abordó, desde sanjuaneros, rajaleñas y bambucos hasta porros, cumbias y paseos vallenatos. En total compuso la letra y la música de 173 canciones y fue coautor de otras seis. Su vocación nació en la hacienda El Cedral, la más grande plantación cafetera del sur colombiano en los años 30, 40 y 50 hasta cuando la violencia fue acabando con la producción y sacó corriendo a don Jorge y su familia. Como no había televisión y la radio apenas estaba empezando, a Jorge hijo le tocó hacerse músico oyendo bambucos y rajaleñas a los jornaleros y campesinos recogedores de café, escuchando a su padre y disfrutando de una vieja victrola RCA Víctor, que era un artículo exótico y suntuoso para la época. Sus descubridores musicales fueron Los Tolimenses, pero quienes lo afianzaron nacionalmente fueron Garzón y Collazos. Sin embargo, los éxitos arrolladores después de su llegada de México en los años 60, cuando fue a especializarse (aunque terminó tomando tequila y jalándole a la música con José Alfredo Jiménez y otros artistas), fueron Silva y Villalba, que en 1969 ganaron la Orquídea de Plata Phillips. (Con datos de http://www.eltiempo.com).

Descargue el PDF completo del programa del 26 de febrero de 2016

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *