Programa 26 de diciembre 2014. México y sus canciones, programa de XEBI

pazDentro de la radio en Aguascalientes, destaca la participación de un locutor que marcó época en la XEBI. Ángel Ortega Carmona fue uno de los locutores más representativos en los más de 75 años de historia de  esa emisora llamada entonces Radio Central. Ortega Carmona fue quien produjo y condujo durante varios años el programa “México y sus canciones”. Don Pedro Rivas Cuellar, fundador de la XEBI, comentó en una entrevista hecha por el equipo de Hasta que el Cuerpo Aguante hace unos años, que este programa inició entre 1942 y 1943. Sobre Ángel Ortega, en un ejemplar del periódico local El Sol del Centro del 14 de junio de 1945, en la columna Cine-Radio-Cositas, escrita por KO-KO, se dice lo siguiente: “…Ángel Ortega Carmona, el ya tantas veces nombrado Jaibo, en épocas pasadas en que laboraba en la XES de Tampico, Tamaulipas, no sólo era locutor sino también cómico que creara el personaje llamado Don Timoteo y otro nombrado Tanasio, ojalá y nos demuestre su calidad cómica en la XEBI, haciendo sus timoteadas o sus tanasiadas”. Rivas Cuellar, al hablar de Ortega Carmona, cuenta en la entrevista comentada que durante un breve tiempo, en los años cuarenta, él mismo se lo llevó a trabajar a una estación de radio de Celaya, Guanajuato, aunque después regresó a la XEBI. Este viernes y como grata supresa presentaremos un fragmento del comentado programa “México y sus canciones”.

Descargue el PDF completo del programa del 26 de diciembre 2014

3 comentarios en “Programa 26 de diciembre 2014. México y sus canciones, programa de XEBI

  1. ¡Qué tiempos señor don Simón! Los locutores de antes tenían que pasar los exámenes de dicción, cultura general y buena educación. Era requisito indispensable que fueran cultos. Hoy cualquier burro se convierte en comunicador y de pilón lépero con lenguaje de trailero.

    • Ciertisimo, si decían algo fuera de lugar, los despedían, lo que ahora es el pan de cada día, son una bola de leperos y el público les aplaude de pilón.

  2. Ciertisimo, si decían algo fuera de lugar, los despedían, lo que ahora es el pan de cada día, son una bola de leperos y el público les aplaude de pilón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *