Rita Montaner murió hace 60 años

Nació escuchando el murmullo del mar en la Villa de Guanabacoa, La Habana, en 1900. Mulata hija de Yemayá con el añil de escolta, ojos bulliciosos, pelo negro encrespado y lunar provocativo casi en el centro de la frente: Rita Aurelia Fulceda Montaner, sencillamente, Rita Montaner, es una de las figuras legendarias de la música popular cubana. Murió hace 60 años, el 17 de abril de 1958. Escribe Carlos Olivares Baró, que Ignacio Villa —Bola de Nieve— y Ernesto Lecuona también son originarios de Guanabacoa: los dos muchas veces la acompañaron con su piano. Ernesto Lecuona y Eliseo Grenet musicalizaron para ella el sainete Niña Rita o La Habana en 1830 que estrenó con éxito rotundo en el Teatro Regina de La Habana en 1927. Fue intérprete preferida de los compositores Eduardo Sánchez de Fuentes, Gonzalo Roig, Luis Casas Romero, Jorge Anckermann, Guillermo M. Tomás, Eliseo Grenet, Felix B. Caignet y Ernesto Lecuona. Sorprendió en 1926 con la recitación del aria de “Un bel di vedremo”, de la ópera Madame Butterfly del italiano Giacomo Puccini. “¿Usted sabe quién soy yo? Entérese: Yo soy Rita Montaner”, decía con total desenfado frente a los curiosos que la esperaban con flores en la salida del teatro Blanquita de La Habana. Polémica, celosa y pendenciera parodiaba las actuaciones de la francesa Joséphine Baker. Sus encuentros en México con Toña la Negra siempre estuvieron marcados por la pugna en el escenario: la vocalista veracruzana se intimidaba frente a la habanera provocativa, bailadora sensual en el tablado. (Datos tomados de Carlos Olivares Baró en https://www.cubaencuentro.com).

Descargue el PDF completo del programa del 13 de abril de 2018

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *