FERNANDO VALADÉS Y SU PASO POR COLOMBIA

Por  ÓSCAR BOTERO FRANCO

El próximo 14 de diciembre se cumple el 38 aniversario de la muerte del gran artista mexicano Fernando Valadés, motivo que nos indujo a escribir esta nota, como un homenaje a ese gran señor, autor, compositor, pianista e intérprete de bellas canciones, algunas de ellas dedicadas a Colombia y a otros pueblos de Centro y Sur América.

———————————-

Estamos en el cálido Puerto de Mazatlán (Sinaloa), donde la brisa refresca el ambiente.- El calendario marca una fecha: 1 de abril de 1920 (año bisiesto) y es Jueves Santo.- En la familia Valadés Lejarza, una de las más ilustres de este terruño bendecido por Dios, hay nerviosismo y agitación, pues doña Esther Lejarza Osuna de Valadés, se prepara para recibir a su cuarto hijo. Ya habían nacido Carlos, Adrián y Miguel.- El momento deferanndo-valadesl parto llega y otro varón entre a engrosar la familia: se llamará Fernando. El padre, don Carlos G. Valadés (otras fuentes indican que se llamaba José), amante a la poesía, se siente orgulloso de haber procreado otro hijo y prontamente, aunque después de su temprana muerte, llega el quinto vástago a esta familia: César. El señor Valadés murió muy joven, contaba 29 años de edad cuando fue mordido por una víbora cascabel y no pudieron salvarle la vida. Pero doña Esther era una mujer emprendedora y valiente y se las ingenió para levantar a su familia dentro de los cánones del respeto, la virtud, el estudio, la honestidad y el trabajo.

Todo parecía normal, pero un mal día, la niñera encargada de Fernandito, mujer sencilla y analfabeta, comete una absurda equivocación, al confundir un veneno para erradicar bichos (hormigas) con leche o azúcar, lo cual casi le causa la muerte a este párvulo, logrando sobrevivir, pero causándole una lesión de por vida que lo obligó a caminar en muletas hasta el momento en  que el Creador lo llamó para que fuera a cantarle al cielo.

Pero Fernando no se amilanó ante esta situación, tenía muchos pasatiempos y trabajos: le gustaba la fotografía, reparar daños en las embarcaciones y atuendos de pesca, tallar muebles y lo más importante, tocar el piano y componer canciones. También iba por los pueblos vecinos proyectando películas.

Algún día conoció a una de las mujeres más hermosas de la época, Lucila Valdez Tirado, y aunque los dos eran muy jóvenes (él de 19 y ella de 16), optaron por contraer matrimonio y vivir felizmente, cosa que lograron. De esta unión nacieron 13 hijos, que fueron la alegría de los esposos Valadés Valdez.

Con motivo de la muerte de su señora madre, Fernando compuso una canción, por allá en 1959, que le abrió las puertas de la fama y la popularidad: “¿Por qué no he de llorar?”, grabada para la RCA Víctor mexicana, gracias a la gestión del señor Mariano Rivera Conde, su amigo, y quien se desempeñaba como director artístico de la disquera del perrito y la victrola.

Hoy, este tema tiene incontables versiones, tanto cantadas como instrumentales.- Aquí vale la pena anotar que el compositor colombiano Álvaro Dalmar (Alvaro Chaparro), autor de temas tan reconocidos como “Bésame morenita” (grabada entre otros por Pedro Infante, Nelson Pinedo y Carlos J. Ramírez) y de “Amor se escribe con llanto” (popularizada por Felipe Pirela, Julio Jaramillo, etc.), hizo una magnífica versión de este tema en tiple, instrumento de origen colombiano, similar a la guitarra pero de 12 cuerdas.

Muchos artistas escogieron las canciones del maestro Valadés para llevarlas al acetato, por ejemplo, “Los 3 Reyes” grabaron “Asómate a mi alma”, una versión impecable; también la hicieron Virginia López, Trío Los Astros,  la Queta Jiménez, etc.- Pero considero que el tema “¿Por qué no he de llorar?”, que tiene múltiples versiones, es una de las composiciones más fernando_v_6reconocidas a nivel internacional (Angela Carrasco, Yolanda y su trío Perla Negra, Helenita Vargas), siguiendo “El diccionario” y “Regalo del cielo”.- Javier Solís, amigo del  maestro Valadés y con quien compartió muchos escenarios, le grabó “No perdamos tiempo”, con acompañamiento de mariachi.- La orquesta colombiana de “Los Trotamundos”, que fuera dirigida por el maestro Enrique Aguilar, grabó para Codiscos el Mosaico Valadés con sus dos primeros grandes éxitos en Colombia: “El diccionario” y “¿Por qué no he de llorar?”, temas obligados en fiestas y reuniones en las inolvidables décadas de los 60´s y 70´s.- Vale la pena anotar que el tema con el que se dio a conocer Valadés en México fue “Te diré adiós”.- Y el amigo Óscar Peláez J., veterano periodista del espectáculo, nos recuerda que el Trío Los Astros estaba integrado por Ovidio Hernández (que también perteneció a Los Panchos), Florentino Urbina y Felipe Compan Montalvo, que iniciaron actividad en 1950 y que fueron los primeros en grabar un tema del maestro Valadés.

Fernando Valadés dedicó muchas canciones a los diferentes países de centro y sur América.- Por ejemplo, se conocen siete canciones (algunos afirman que son nueve), dedicadas a Colombia (“Orquídeas de Medellín”, “Bugueña”, “Caleñita mía”, “La novia barranquillera”, “Bogotana querida”, “Mi adorada pastusita” y “Mujercita bumanguesa”).

Este gran compositor, intérprete y pianista mexicano viajó por casi toda Colombia.- En 1964 estuvo en la Feria de la Caña en Cali (con Celia Cruz, Daniel Santos, José Alfredo Jiménez y la Billo’s Carcas Boys).- En el 65 se presentó en el Teatro Bolívar de Armenia, también en el Teatro Cabal de  Santa Rosa de Cabal, en Barranquilla, etc.- El 8 de julio de 1966 el semanario “Pantalla” de Medellín anunciaba en su primera página “Llegó Fernando Valadés” y que se presentaría en Bogotá.- El concierto en Medellín fue en el Teatro Junín, demolido en mala hora para levantar el Edificio Coltejer.- También estuvo en el Teatro México de Itagüí y en fin, en muchas ciudades colombianas.- En su gira por Colombia, Valadés estuvo acompañado por Yolima Pérez, Noel Petro, Henry XV, Los Beatniks, etc.- También compartió escenario con Lucho Bermúdez y su orquesta, presentándose en el Grill Candilejas de Bogotá.- Pocos artistas, como Valadés, recorrieron el territorio nacional dejando honda huella, por sus canciones y sobre todo, por ser tan carismático y amable con el público.

fernando-valadez07Con motivo de la enfermedad de su esposa, Fernando entró en una depresión tremenda y murió 3 meses antes que doña Lucila, el 14 de diciembre de 1978 en la ciudad de México, a causa de un infarto.- El maestro Valadés se había presentado en Tijuana, con el éxito que era de suponerse, el 13 de diciembre se sintió mal y fue trasladado con urgencia en un avión particular a la capital del país, donde fue certificado su deceso.-Parece que el artista presentía su final, porque se despidió del pueblo tijuanense con un dejo de tristeza y melancolía.- Estaba próximo a cumplir 59 años de edad.- Y extraña coincidencia: nació un jueves y murió un jueves.- También se ha dicho que Valadés murió en Santa Rosalía (Baja California Sur), versión que su familia no ha reconocido.- Sus restos mortales descansan en el Panteón Jardín de ciudad de México, al lado de los de su esposa doña Lucila.

El estilo de Fernando Valadés fue único y no podemos caer en el error de compararlo con Lara y Manzanero, cada uno tenía su propio sello.- Su producción discográfica comercial fue relativamente baja (115 títulos), pero sus discos ocuparon lugares privilegiados en difusión y ventas.- Sus primeras grabaciones fueron para la RCA Víctor y luego pasó a hacer parte del elenco de la Musart.- Y a pesar del correr de los años, Fernando Valadés sigue presente  en el corazón de sus múltiples admiradores.- ¡Y su recuerdo será imperecedero!

Medellín, noviembre de 2016

4 comentarios en “FERNANDO VALADÉS Y SU PASO POR COLOMBIA

  1. Estoy muy de acuerdo en que fue un gran compositor y cantante. El sentimiento que impregnaba a sus interpretaciones indudablemente “nos mueven hasta ahora, el tapete”.
    Sus composiciones de tan hermosa letra se admiran por su calidad y no por la cantidad. Los cantantes y grupos musicales que las han entonado dejaron honda huella en el sentimiento de muchos enamorados. Y lo que falta!!!
    En lo personal escucho con mucha frecuencia su sentida interpretación de su bella canción “Asómate a mi alma” (sin menoscabo de las demás).

    Saludos desde Cd. Juarez, Chihuahua, México.

Deja un comentario